viernes, 17 de abril de 2009

Cuba puede enturbiar la primera cita entre Obama y América Latina

.

hace 31 mins

AFP Por Beatriz Lecumberri

La quinta cumbre de las Américas, que comienza este viernes en Trinidad con la aspiración de lanzar un nuevo diálogo entre el norte y sur del continente, podría ser escenario de tensiones entre Washington y países latinoamericanos debido a la cuestión cubana y el papel de la OEA.Seguir leyendo el arículo

En las últimas horas, Venezuela anunció que vetará, acompañada de otros países, la declaración final de Puerto España por ser un documento "pobre" y alejado de la realidad política del continente, por la importancia que concede a la Organización de Estados Americanos (OEA) y por ignorar completamente la cuestión de Cuba.

Los países latinoamericanos coinciden en que Estados Unidos debe terminar con el embargo impuesto a la isla desde hace más de cuatro décadas pero sólo la izquierda más radical, encabezada por Venezuela desea exigírselo al presidente Barack Obama en Puerto España.

"Cuba es un tema importante, su estatus en el continente y la exigencia del fin del bloqueo son temas fundamentales. Se ha hablado de ellos pero no están en la declaración, que es un documento de burócratas", declararon a la AFP fuentes venezolanas encargadas de las negociaciones de la declaración final.

En un gesto de buena voluntad, Obama levantó esta semana las restricciones para los viajes de los cubano-estadounidenses a La Habana, así como el envío de remesas. El jueves explicó que esperaba ahora "un gesto" de Cuba, que demostrara que las cosas estaban cambiando en la isla.

Pese a la presión de países como Venezuela o Nicaragua, la cuestión de Cuba no está presente en la declaración final de la cumbre que será firmada el domingo y debe reunir el consenso de los 34 países participantes en la reunión. "Estuve revisando la declaración y empieza diciendo: 'Nosotros, presidentes electos democráticamente'. ¿Dónde habrá más democracia, en Estados Unidos o en Cuba? Yo no tengo dudas: en Cuba hay más democracia que en Estados Unidos", señaló, provocador, el mandatario venezolano, Hugo Chávez el jueves.

A pocas horas del inicio de esta cumbre, los presidentes de Nicaragua, Honduras, Venezuela y Bolivia se reunieron con el mandatario cubano Raúl Castro en el este de Venezuela para garantizarle que acudirán a Trinidad con una posición firme y unida en favor de La Habana.

Más moderados, otros países latinoamericanos como Brasil o Chile que consideran que es necesario progresivamente reintegrar a Cuba en instancias como la OEA y liberarla del embargo, pero no creen que esta cumbre sea el ámbito adecuado para lanzar una exigencia a Obama.

Para Estados Unidos, sería "una lástima" que la cuestión cubana o las tensiones que presidieron la relación entre Estados Unidos y con varios países latinoamericanos en el pasado desvíen la atención de los temas previstos en Puerto España. "Nuestro hemisferio tiene que hacer una clara elección: podemos superar nuestros desafíos comunes de manera conjunta o podemos quedarnos anclados en los viejos debates del pasado. Por el bien de los pueblos debemos elegir el futuro", señaló Obama en un artículo publicado el jueves en diarios de la región.

Los mandatarios darán inicio a esta quinta cumbre de las Américas este viernes por la tarde en un hotel de Puerto España. La capital de este próspero país del sur del Caribe se convirtió en una fortaleza horas antes del inicio de la cumbre, que supuso un enorme esfuerzo logístico para el Estado y un déficit en su presupuesto.

Los 34 mandatarios del continente, que representan 800 millones de personas, tienen una agenda centrada en la prosperidad, la apuesta por una energía duradera y limpia y la gobernabilidad democrática.

Las posibles soluciones regionales a la crisis económica mundial también ocuparán un lugar fundamental en las discusiones de los líderes de las Américas.

"Años de progreso en combatir la pobreza y la desigualdad ahora están en juego. Estados Unidos está trabajando para promover la prosperidad en el hemisferio impulsando su propia recuperación", garantizó Obama el jueves.

Magnífico espaldarazo para los reciclados aquejados de la prolongación y continuidad del oportunismo personal y todos esos otros aquejados de ingenuidad fetal.  Obama puede estar bien asesorado, puede incluso ser inteligente.  Pero no es capaz de medirse con el Maquiavelo cubano.

The blogger.