martes, 4 de agosto de 2009

Real o Racional : ¿Qué prefiere usted?

.

Viene hoy en primera plana de El Mundo, pero a pesar de la apariencia de gran noticia y de decisión que puede cambiar el curso del mundo --de "algún " mundo, al menos--, lo reducen a un recuadro al extremo superior derecho del periódico como si ni ellos mismos dieran mucho crédito al asunto.  Y me pregunto yo, independientemente del escenario anormal en que la diatriba se produce, ¿no es en sí mismo una elección absurda, una contradicción?  ¿Lo real y lo racional no deberían estar vinculados?

La Cosa es que parece que Raúl Castro, nuestra primerísima dama y emperatriz china del danzonete (mama y vete), dice que su imperio abandona "el socialismo real" del otrora y casi ya lejano País de los Soviets (salvo en lo que concierne al partido único --su reino--, el ejército --lo suyo-- y la juventud --su hobby) para abrazar la creación o formación o construcción de algo así que "en"titula como "socialismo racional".  Los que lo hemos vivido sabemos perfectamente que el comunismo es irracional porque simple y llanamente es una religión más, y, desde antes de ponerse en boga el fundamentalismo, ya era fundamentalista obsesa y convulsivamente.  Nunca jamás fue fundamental, eso es lo que creyó la caterva de intelectuales europeos e infecciones parecidas, arrepentidos o no posteriormente, que buscaban con loco frenesí el exotismo, sin percatarse de que lo verdaderamente fundamental no era esperar al siglo XXI para tener en sus pisos y románticas buhardillas francesas o afrancesadas, da igual, un baño intercalado.

Limítase y tradúzcase todo eso a "la vía china", con la que nuestra primera dama siempre se ha sentido identificada más allá de su bastardía y de sus ojos rasgados (y esa vocecita de rumbera del Circo Hnos. Montalvo, que en cualquier momento puede destaparse cantando "si tú me dices china, china, china del alma, yo te dilé chinito de amol").  O sea, que hemos pasado 50 años (sólo 23 menos que el original) de bolchevismo para ahora pasar el infinito del gran paso hacia adelante, la revolución cultural y el capitalismo más salvaje y depredador que se le puede ocurrir a ¿ser humano?

Algunos comentarios aparecen de eso que llaman "la disidencia pacífica", de la que el pueblo llano no sabe ni la "u" y que salieron del núcleo del Partido a dar lecciones de democracia y libertad.  Todo aburre tanto en verdad.

Y es que claro, concluyendo ya este monólogo, este soliloquio, la realidad no es racional, y la racionalidad es algo parecido a la lobotomía.

(C)  2009  David Lago González

1 comentario:

chiquitacubana dijo...

es como una era que pudieramos llamar del "absurdo realista".

Muy a punto, caramelo.