lunes, 12 de mayo de 2008

Mensajes enviados



Todo acontece en dimensiones que cada día me resultan más lejanas y fastidiosas y yo, que nunca fui pionero, de pronto me siento bordeando esa estúpida y falsa impostura de correr como bayameses ante el busto de yeso del glorioso muerto. Aquello ha sido tomado por gendarmes riverenses, pero, mi hermano del alma, sentraña mía y poeta modélico, ya uno no puede aguantar la risa en la fila como cuando era niño y aunque entonces sobreviví (siempre sobreviviendo nada más) a los raúlgonzálezdelcascorro y los efraínmurciegos del terrible turno de la noche eterna, ya no tengo fuerzas para sobrevivir a nada más. Nos ha invadido como una suerte de dirigentes del anap venidos a más, vergonzosa y vergonzante, faltos de dientes y de sentido poético y sobrantes de uno patriótico que yo nunca he sentido. ¿Por qué no puedo ser una persona normal? Presiento como que están a punto de someternos a una analítica de sangre que pruebe la pureza de esos sentimientos inflamados, o no la pureza sino tan sólo la presencia. Si Vicky Baúmba realmente había llegado a cambiar tanto como se lee en esas lamentables entrevistas que le hacían, o si era consciente de la actuación, creo que eso debe haber contribuido en mucho a la formación del cáncer en esa parte del organismo donde la mierda se acumula.
David